Editar el contenido
Dra. Betina Iaracitano, a la vanguardia de la ortodoncia

Dra. Betina Iaracitano, a la vanguardia de la ortodoncia

En el mes de Abril, tuvimos el gusto de poder ir a visitar a la Dra. Betina Iaracitano a su consultorio Gi Odontólogos, ubicado en el barrio de Recoleta, en CABA, Argentina; para conversar un rato con ella y hacerle una serie de preguntas.

  • Odontóloga UBA
  • Especialista en Ortodoncia
  • Especialización en Ortodoncia Fundación GNATHOS
  • Directora del Grupo de Estudio de la SAOA
  • Docente de la Diplomatura de Ortodoncia con Alineadores
  • Más de 10 años de experiencia en Ortodoncia con Alineadores 

Presentación

– Hola soy Betina Iaracitano, especialista en ortodoncia, Odontóloga. Cursé odontología en la UBA y la especialidad la hice en el Círculo Argentino de Odontología. Trabajamos en un equipo dónde creemos en la interdisciplina y cada uno, desde su especialidad, va armando la boca del paciente.

¿Cómo fue el proceso en el que decidiste acreditarte y comenzar a trabajar con esta técnica?

– Me fue gustando estar a la vanguardia de todas las filosofías que iban saliendo. Arranqué con bioprogresiva de Ricketts, después los módulos con Roth, después hice toda la formación con Gregoret, hasta que en el 2010, conociendo a mi amiga Gaby La Valle, me empiezo a dar cuenta de una nueva filosofía de trabajo con las imágenes 3D. Es así que en el 2010 me acredito, y empieza esta aventura que es fascinante, que es pasar desde la biomecánica convencional, a través de todo este nuevo paradigma de las imágenes 3D, es empezar a armar la biomecánica de la Ortodoncia con Alineadores.

¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes con las que te encontrás en este tipo de tratamientos?

– Es decir y pasar mi experiencia, cuando uno arranca con una nueva técnica, en este caso, cuando uno ensambla estos nuevos paradigmas del uso de la tecnología 3D al servicio de la ortodoncia, tenemos que tener muy claro que arrancamos una nueva curva de aprendizaje como ortodoncistas.

En esa curva hay dos cosas importantes para prestar especial atención: la primera es que el paciente entienda que esto es un tratamiento de ortodoncia y que la tecnología nos va a facilitar determinadas cosas, pero que el uso del alineador de 22 hrs. diarias, es fundamental, no podemos no tener ese uso. El paciente en la primera consulta tiene que entender que se inicia en esa técnica, pero que su responsabilidad en el uso es fundamental.

La otra, que no es menor, por la que he tenido varios fracasos, que después por suerte uno puede hacer una etapa y remediarlos, es armar el plan. Ese plan de tratamiento es fundamental armarlo teniendo tiempo, no sacando tiempo de trabajo en el consultorio, sino que es tiempo en la casa o en el escritorio o en algún momento en el día para sentarme con esa información y armar el plan. Es importante empezar a tener el chip en la cabeza de que tenemos que armar el plan con el final en mente.

Eso es lo que más me costó al principio, que uno como ortodoncista, ocupaba tiempo el diagnóstico y después el día a día con el paciente en el consultorio, esto es un poco al revés, uno tiene que tener claro y tener el final en mente, para después en el uso de los alineadores correctos, que funcione la previsibilidad del tratamiento.

Si tuvieras que decirle a un colega por qué trabajar con KeepSmiling ¿Qué le dirías?

– Después de trabajar 11 años con la técnica e ir pasando mi curva de aprendizaje, y en el contexto de la pandemia, yo le diría que esto es el futuro, lo que viene para quedarse y lo que el paciente pide. El plus que tenemos como odontólogos trabajando en pandemia, es que se minimizan las consultas en el consultorio y podemos tener un buen plan de virtualidad para chequear los alineadores y para justamente salir del frente de batalla que es estar en el consultorio.

Desde el 2010, que arranco esta aventura de empezar a darme cuenta que no solo podía alinear, sino que también podía hacer Ortodoncia con Alineadores. Tuve la suerte de, en el 2018, de ir con la Dra. Gabriela La Valle a Venecia al primer Congreso Europeo de Ortodoncia con Alineadores y es ahí cuando me di cuenta que esto estaba para quedarse.

Tuve la suerte de conocer a los pioneros que se animaban a armar los casos de tratamiento. Armar todo el tratamiento usando siempre lo que uno había estudiado como ortodoncistas con las técnicas convencionales, y justo ensamblar los conocimientos como ortodoncistas para poder armar buenos planes y que éstos funcionen.

¿Cómo vivís la experiencia de ser Speaker de un Study Group y parte de la Diplomatura SAO?

– Tuvimos la suerte con Gaby de ir a este congreso y empezar la primera Diplomatura de Ortodoncia con Alineadores, en la SAO, de los cuáles tengo que hacer una mención especial: primero a la Dra. Pesce que me abrió la puerta de su cátedra de ortodoncia fija de Roth para que yo pueda hacer Ortodoncia con Alineadores y a la Dra. Graciela Maffia, que siendo presidente, nos abrió todas las posibilidades en la SAO para armar un protocolo 3D de diagnóstico armando con Cone Beam, iniciales y finales, y tratando de formar gente, especialistas en ortodoncia, donde pudimos volcar la ortodoncia fija en la ortodoncia con alineadores.

En el transcurso que fuimos armando la diplomatura, me convocan para formar 2 Study Group, que no es ni más ni menos que un grupo de gente acreditada de KeepSmiling. Tengo 2 grupos, uno avanzado y uno principiante, los cuales son grupos de estudio donde uno puede volcar primero, desde mi lugar, la curva de aprendizaje, las fallas, los casos donde me di cuenta que no fallaba la técnica, sino yo como ortodoncista. El armado de planes y lo más importante que es en la clínica, saber manejar attachments, stripping, que son todos esos chismes clínicos que uno puede comentar al otro que está empezando.

¿Cuál es la parte que más disfrutas de la ortodoncia con alineadores?

 Lo que más disfruto de este momento como ortodoncista, es que me siento como una bisagra. Somos la generación que estamos próximas a retirarnos, pero que ya tenemos el bagaje de la ortodoncia fija y del conocimiento de la Biomecánica de la ortodoncia convencional. Y esto para mí es como un regalo de la vida, formo grupos de gente que vienen atrás nuestro, absolutamente avanzados en todo el tema de la digitalización, de la virtualidad, pero aportando mi granito de arena en todo el bagaje que tenemos en el conocimiento de la Biomecánica. Creo que eso es lo que más disfruto, formar grupos de gente para hacer esto.

Considerando que sos una de nuestras doctoras Black ¿Cuál es tu secreto para tener pacientes?

– Mi gran secreto de tener mis pacientes, que es de toda la vida, es el boca a boca, es hacer esto con pasión y por convencimiento que lo que estoy haciendo sirve y funciona. La honestidad de saber que esto lo hago, porque también, mi primer paciente fue mi hija, después mi hermana, después fue mi boca y creer que esto funciona y tener el convencimiento y la pasión para que esto funcione en el tratamiento.

Tener muy buenos canales de comunicación, darle al paciente la responsabilidad del uso. Acá tenemos una ventaja que es fundamental para el consultorio: el paciente viene a pedir el alineador. Es el paciente que ya tuvo ortodoncia, una, dos, recidivas. Entonces el paciente no da opción a qué tipo, el paciente pide el alineador. Creo que para nosotros, en esta generación del viraje a lo 3D, es formarnos para hacer de esta técnica algo bueno que funciona. Darle credibilidad a esto que sé que funciona.

Acá hay una anécdota de vida, yo arranco esto porque Gaby era amiga mía, fue compañera mía de facultad. La vida ortodóncica nos fue llevando, ella empezó a hacer ATM, yo seguía haciendo arco recto y de golpe verla a Gaby con semejante pasión, semejante empeño, me pudo contagiar su pasión, me entusiasmé. Por eso quiero hacer un agradecimiento público porque estoy acá gracias a la paciencia y a la perseverancia que tuvo Gaby conmigo, como amiga y como persona, para meterme en este fascinante mundo del 3D.